Hablando de actitudes en octubre.


En la noche de matrimonios que se vivió en el mes de octubre se toco el tema acerca de las actitudes cristianas en el matrimonio en donde se hizo énfasis en que el principal valor que debe existir en el matrimonio es el amor y se debe demostrar durante toda la vida. El amor es solo comparado con el oro, ya que las dos siguen siendo lo mismo con el pasar del tiempo, es decir el oro con los años no se convierte en plata de igual forma el amor con los años sigue siendo amor pero mas fuerte.

Entre las actitudes que se tocaron en la reunión están siete actitudes que debemos tener mutuamente como matrimonio:

Edificar:

Según definición de la biblia significa “construir de manera positiva”. La edificación debe ser primordial en el matrimonio. Es una de las actitudes más importantes. Edifique con buenas actitudes y con buenas palabras a su cónyuge, siempre dígale lo importante que es para usted y el amor que se tienen.

Respetar.

La actitud respeto es básica para que la relación de pareja no sufra heridas que con los años se van haciendo mas grandes. Esta actitud es la madre de todas las virtudes en todos los ámbitos de su vida, pero en el matrimonio es fundamental.

Ser considerado.

Romanos 12:10

Ámense unos a otros con un afecto genuino y deléitense al honrarse mutuamente.

Tanto el esposo como la esposa tienen que ser personas consideradas dentro del matrimonio, ayuda mutua el uno con el otro. En el matrimonio ya no existen roles exclusivos, todos planchan, cocinan, asean, trabajan, cuidan, etc. Sea considerado con su cónyuge, atiéndelo y consiéntalo, pero por sobre todo ayúdale en los roles del hogar.

Servir.

Servir el uno hacia el otro es la mejor manera de desarrollar una relación sólida.

Una de las muestras de servicio mas amorosas y sinceras que podemos ver en la biblia la encontramos en: