Durante el noviazgo.



Has comenzado una relación de noviazgo y hay unos puntos en los cuales todos los días tienes que tener en cuanta, consejos prácticos que sirvan para glorificar a Dios en tu noviazgo.

Un Compromiso de pureza, es el punto más importante llamando a los novios a huir de la fornicación. No caigan en confianzas y eviten estar en lugares a solas. No hay nada de vergonzoso en pedirle a alguien más que les acompañe; más bien, muestra su deseo de agradar a Dios. Como lo dice Randy Alcorn: “El noviazgo es un tiempo para explorar la mente, no el cuerpo”.


También Evita las relaciones que avanzan rápido y la intimidad instantánea, relaciones donde no pueden separarse, pasan todo el día hablando, y hay discusiones semanales, es como un vehículo a toda velocidad y sin control. Puede que a algunos les guste, pero el final no terminará nada bien.


Cultiven una vida espiritual juntos, importantísimo orar juntos al empezar y terminar el día. Esto es bastante fácil hoy, con Whatsapp y FaceTime y todo lo demás. Además, decídanse a estar leyendo juntos también, tengan conversaciones con propósito, discutir sobre algún pasaje bíblico. Esto les va a servir de preparación para una vida espiritual sana durante el matrimonio.


La idea de tener mentores en tu noviazgo es tener alguien con quien hablar y a quien acudir. Todos necesitamos de eso, y son particularmente importantes durante la etapa donde decidimos con quién pasaremos toda nuestra vida. Busca una pareja casada  madura en la fe que pueda hablar a sus vidas, que puedas aprender de ellos y de sus errores.

El propósito de cada noviazgo cristiano es terminar en el matrimonio, pero hay algunas señales que pueden estar pasando en tu noviazgo que hagan que este propósito no se cumpla, es por ello que pon atención en esto: