Fortalece tu conexión con citas divertidas.


El día a día de un matrimonio es de muchas responsabilidades entre hogar y trabajo, esto lleva a que sea muy fácil olvidar hacer un tiempo especial para su cónyuge. Sin embargo, hay formas creativas para tener citas rápidas aún en medio de agendas imposibles.


Boquitas y citas para recordar.

En los primeros años como matrimonio es común tener muchas citas, pero a medida que pasa el tiempo van disminuyendo. Pero los recuerdos especiales que se comparten van quedando y hasta olvidar. Sin embargo, sacar el celular para ver fotos de estas citas antiguas y preparar unas boquitas juntos avivarían estos recuerdos que se han vivido como pareja. Estas “citas de recuerdos” nos ayudaran a conectarse y pasar un momento agradable.


Hazlo más interesante, sorprende a tu pareja con sus boquitas favoritas y pasen un gran momento.


Bailar.

Generalmente en la noche de bodas se baila una canción especial, siendo unos de los minutos más recordados durante la vida y que logra desconectarnos de todo el mundo. Te invitamos a que una noche, junto a tu cónyuge ponga esa canción y bailen como si estuvieran nuevamente en su boda. Algunas veces la vida puede ser tan abrumadora, pero cuando bailamos, nuestro estrés empieza a desvanecerse.


¿Recuerdan esa canción especial que bailaron el día de su boda? Acomoden un espacio en la sala, un buen parlante e invita a tu pajera a una pista de baile improvisada.


Cita rápida.

Ya sea después de cenar o terminar los pendientes sal con tu pareja a caminar por unos minutos, en este tiempo son propicios para tener conversaciones divertidas que nos ayudan a alivianar el estrés que enfrentamos cada día, aparte logras hacer un poco de ejercicio que siempre es bueno para la sal