top of page

El Compromiso, algo maravilloso.


Uno de los grandes enemigos para los matrimonios cristianos, en estos tiempos, es la falta de compromiso para servir a Dios como pareja, hacerlo con todo el anhelo y fidelidad y esta falta de compromiso nos lleva a menguar nuestra vida espiritual.


“Entonces Jesús dijo a sus discípulos: si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mateo 16:24)


El compromiso es una responsabilidad contraída por medio de un acuerdo, un pacto o una promesa y la mayoría de las veces la hacemos por nuestra propia decisión. Como matrimonios solemos comprometernos en muchas cosas, salidas, emprendimientos, trabajos, estudios, etc pero dejamos por último el comprometernos con Dios y darle ese lugar de privilegio. Que difícil es negarse a si mismo y tomar la cruz, que difícil es dejar de lado dejar de ver un partido o no ir a una reunión para asistir a un compromiso de servicio.


El servicio en nuestras Iglesias o lugares donde nos congregamos debe ser mejor que cuando nos comprometemos en todas las otras cosas y que mejor que hacerlo ambos cónyuges. Suele pasar que en mucho matrimonios solo hay una parte comprometida y eso afecta el crecimiento personal dentro de la relación.


Como matrimonio debemos descubrir los talentos, nuestros dones y los llamados para saber en que comprometernos y en que servir en su obra, En Mateo 16:24 nos dice que todo aquel que quisiera ser su discípulo, se negara a sí mismo, tomará su cruz y lo siguiera. Pero no debemos tomar estas decisiones basados en emociones o por complacer a nuestra pareja y mucho menos a nuestras autoridades ministeriales. Esta decisión tiene que ser tomada en pareja, para el crecimiento mutuo, para dar un ejemplo a sus hijos y pro sobre todo saber que el compromiso que se toma es con Jesús mismo. Se que habrán tiempo difíciles en donde por motivos ajenos queramos dejar el compromiso pero tenemos que ser fieles a Dios sin importar las circunstancias.


Matrimonios, hoy quiero invitarlos a que se llenen de amor y pasión por el compromiso o llamado que Dios tiene para ustedes, que lo tomen con pasión por su familia, por sus hijo, por rescatar a las almas perdidas y poner la confianza de que Dios nos ayudará a sobre pasar todos los obstáculos y pruebas que vendrán sobre nosotros. Y recuerden que el compromiso con Dios es algo maravilloso que puede marcar muchas vidas.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page