top of page

Fortalece tu conexión con citas divertidas.



El día a día de un matrimonio es de muchas responsabilidades entre hogar y trabajo, esto lleva a que sea muy fácil olvidar hacer un tiempo especial para su cónyuge. Sin embargo, hay formas creativas para tener citas rápidas aún en medio de agendas imposibles.


Boquitas y citas para recordar.

En los primeros años como matrimonio es común tener muchas citas, pero a medida que pasa el tiempo van disminuyendo. Pero los recuerdos especiales que se comparten van quedando y hasta olvidar. Sin embargo, sacar el celular para ver fotos de estas citas antiguas y preparar unas boquitas juntos avivarían estos recuerdos que se han vivido como pareja. Estas “citas de recuerdos” nos ayudaran a conectarse y pasar un momento agradable.


Hazlo más interesante, sorprende a tu pareja con sus boquitas favoritas y pasen un gran momento.


Bailar.

Generalmente en la noche de bodas se baila una canción especial, siendo unos de los minutos más recordados durante la vida y que logra desconectarnos de todo el mundo. Te invitamos a que una noche, junto a tu cónyuge ponga esa canción y bailen como si estuvieran nuevamente en su boda. Algunas veces la vida puede ser tan abrumadora, pero cuando bailamos, nuestro estrés empieza a desvanecerse.


¿Recuerdan esa canción especial que bailaron el día de su boda? Acomoden un espacio en la sala, un buen parlante e invita a tu pajera a una pista de baile improvisada.


Cita rápida.

Ya sea después de cenar o terminar los pendientes sal con tu pareja a caminar por unos minutos, en este tiempo son propicios para tener conversaciones divertidas que nos ayudan a alivianar el estrés que enfrentamos cada día, aparte logras hacer un poco de ejercicio que siempre es bueno para la salud. Te aseguro que si se ponen de acuerdo este tiempo hará que su felicidad, conexión y energía aumente día a día.


Sorprende a tu pareja con unos buenos tenis y salgan a disfrutar estos minutos.


Lista de pendientes.

Generalmente hoy en día los dos cónyuges trabajan, salen o tienen pendientes personales. Durante muchos años he pensado que dividir los pendientes era la solución para hacer todo y tener tiempo para nosotros. Pero no, el trabajar juntos la lista de pendientes hace más fuerte el matrimonio.

Hagan una lista de pendientes y realicen cada uno juntos. Se logrará tener conversaciones más significativas mientras se dobla la ropa, se arregla la cocina, se limpia la casa o se recogen los juguetes de los niños. Les aseguro que las semanas se llenaran de mucha comunicación y hasta puede ser romántico dejar los calcetines juntos en la ropa sucia en vez de tirarlos al piso.


¿Qué es lo que menos te gusta hacer en casa? Sorprende a tu pareja haciéndolo y demostrándole que lo disfrutas al hacerlo juntos.


La pregunta del día.

Algo interesante que puedes implementar también es responder a “la pregunta del día” esta pregunta puede ser seria, una pregunta divertida o analizar un versículo de la biblia eso si la única regla que deben tener es que las preguntas no pueden girar entorno a los horarios, los niños o el trabajo, porque queremos que nuestra conversación sea más profunda y no toque temas de administración del hogar.


Cuando nos esforzamos para hablar, aunque sean 10 o 15 minutos, nuestra mente y nuestro corazón se conectan; además, surgen algunas risas y bromas cariñosas, algo que siempre falta en medio del caos de la crianza de una familia.


Tiempo de oración.

La cita mas importante y la que generalmente es la mas olvidada. Como matrimonios debemos tener ese tiempo de oración, pero una oración diferente, pregúntale a tu cónyuge por que quieres que ore, puede ser una situación personal o un anhelo de pareja, abrácense y eleven esa oración como matrimonio. Así lograras escuchar lo más íntimo del corazón de tu cónyuge y lograras ponerte en los zapatos de el o ella. Junto a la oración también es bueno acompañarla con unas alabanzas que te servirán para dar un tiempo para que Dios hable a la pareja.


Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente! -Eclesiastés 4:12

Un matrimonio unido es un gran ejemplo en este mundo que aplaude tanto el individualismo. Si ambos sirven a Dios y si ambos se unen cada día más contarán con su ayuda en los momentos difíciles, recibirán su sabiduría para tomar las decisiones correctas y la fuerza para superar las pruebas. No solo se apoyarán y animarán el uno al otro en los momentos de tentación o de dificultad, sino que buscarán la dirección de Dios y perseverarán hasta obtener el resultado deseado y esto se lograra compartiendo momentos juntos.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page